Las medidas de seguridad para la prueba de autos locos habían sido revisadas

Las medidas de seguridad para la prueba de autos locos habían sido revisadas
El alcalde de Almendralejo, José García Lobato, se ha referido hoy al accidente ocurrido en la jornada de ayer durante el transcurso de la prueba de autos locos organizada por la escudería Ráfagas Racing. En la valoración de las actividades deportivas y solidarias realizadas durante el fin de semana, ha manifestado que este hecho se produjo a pesar de las medidas de seguridad en el evento que contó con una afluencia masiva de pública que desbordó las mismas. Fue entonces cuando uno de los autos entró a mucha velocidad y hubo siete heridos leves. Dos de ellos fueron atendidos en el lugar, mientras que los cinco restantes se trasladaron al hospital Tierra de Barros. Todos ellos fueron heridos leves, a excepción de una menor que padeció una fisura en la pierna. No obstante, todos fueron dados de alta a las pocas horas de producirse el suceso. García Lobato ha recordado que las medidas de seguridad se comprobaron antes de iniciar la prueba, controlando los sistemas de freno de los vehículos, entre otras cosas. A pesar de ello, ha añadido que este suceso les hace reflexionar sobre las mismas en vista a posibles eventos futuros. A ello se une aquellas personas que no respetaron esas medidas que fueron recordadas de forma constante por la organización. Además, ante el importante número de público asistente, hubo que reforzar determinadas zonas con vallas y neumáticos durante el desarrollo del evento, algo que se solicitó antes de que ocurriera el suceso. García Lobato ha afirmado que desde el Ayuntamiento de Almendralejo se pusieron en contacto de forma permanente con los servicios de urgencia, pidiendo disculpas a los afectados y poniéndose a su disposición.  Al margen de este hecho, el desarrollo de los diferentes eventos deportivos con carácter solidario que han tenido lugar este fin de semana ha sido valorado de forma positiva. Con los autos locos se consiguió recaudar en torno a 150 juguetes para la asociación Provida, del mismo modo que 2.100 euros por parte de las 1.200 personas que participaron en la segunda edición de la San Silvestre. Además, el torneo de fútbol 7 que enfrentó a ocho equipos supuso la entrega de más de 130 kilogramos de alimentos y 100 juguetes para Cruz Roja. La presidenta de Provida, Guadalupe Rodríguez, se ha mostrado ilusionada por la solidaridad de los almendralejenses, ya que podrán continuar ayudando a unas 50 familias en la localidad.
EN DIRECTO
La Copla en Verano