La gestión del remanente será “prudente” debido a los EDUSI y préstamos anteriores

La gestión del remanente será “prudente” debido a los EDUSI y préstamos anteriores
Fuente: RCB
El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, ha abogado por ser “prudente” en la gestión de los siete millones de euros de remanente de tesorería. Esta cifra se ha dado a conocer tras la liquidación del presupuesto del ejercicio 2020, que también ha arrojado un resultado positivo de 2,4 millones. No obstante, el primer edil ha explicado que el remanente también incluye los derechos liquidados pendientes de cobrar, esto es, una cantidad que aún no se ha cobrado y que estaría cercana a los cinco millones. Es por ello que ha abogado por la prudencia, considerando que sería “temerario” destinar la cantidad total a otros gastos.
Sí ha manifestado que ya se puede emplear en diferentes ámbitos tras haberse suspendido las reglas fiscales, mientras que hasta 2020 solo se permitía destinar a la reducción de deuda e inversiones muy determinadas. A pesar de ello, el regidor municipal ha recordado que ya han comenzado las obras de la estrategia DUSI y en septiembre se hará lo propio con la reforma de la plaza del Mercado. Aunque estas actuaciones son financiadas por la Unión Europea, el Ayuntamiento debe adelantar las cantidades, que posteriormente son devueltas.
 
REDUCCIÓN DE LA DEUDA
Por otra parte, Ramírez se ha referido a la reducción de la deuda, que actualmente es de 15 millones de euros, lo que supone un 61 por ciento de la capacidad de endeudamiento. Hace dos años se situaba en el 77 por ciento, de modo que “se estaba vigilado por Hacienda”. Así sucede al sobrepasar el 75 por ciento, por lo que ya no se está en tal situación. 
 
El alcalde también ha explicado que se está amortizando la deuda a razón de unos dos millones. Aunque está previsto solicitar un préstamo de un millón para los fondos DUSI, como ya informó el gobierno local en su día, se continuaría reduciendo la deuda. No obstante, durante los últimos años se han pagado gastos corrientes con deuda a largo plazo, según ha indicado Ramírez. Así se habría llevado a cabo en la legislatura anterior del Partido Popular con préstamos ICO, de los que restarían más de 2,5 millones y cuyo plazo de amortización finalizará en dos años. Sin embargo, el primer edil ha hecho hincapié en otra operación de préstamo de seis millones de euros que solicitó el PP en su día y que contaba con cuatro años de carencia. Permitió convertir operaciones de tesorería en deuda a largo plazo y el próximo año será el primero en que habrá que comenzar a amortizar. En base a todo lo anterior, Ramírez ha insistido en ser prudente con la gestión del remanente, añadiendo que sí habrá una parte que se empleará en cumplir con los compromisos adquiridos con el PP el acuerdo de presupuestos, así como una ampliación del plan de asfaltado.
EN DIRECTO
Yo soy la salsa (Rep)