La Comunidad de Labradores insta a Vara a remitir al Ministerio sus propuestas

La Comunidad de Labradores insta a Vara a remitir al Ministerio sus propuestas
Fuente: CEDIDA
La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (CLYG) ha expresado su rechazo al borrador de la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC), ya que considera que las modificaciones y novedades que contempla “perjudican los intereses de los agricultores de Tierra de Barros”, e insta al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, a que eleve el decálogo de propuestas elaborado por profesionales del sector agrario al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para su inclusión en el Plan Estratégico que deberá remitir a Bruselas antes del 31 de diciembre.
La Comunidad de Labradores entiende que “España no se puede permitir el lujo de perder más de 4.700 millones de euros respecto a la actual PAC, lo que supone un diez por ciento menos de presupuesto, ya que se trata de un dinero que debe ir a parar al campo, y en estos momentos es más necesario que nunca, si analizamos el incremento de los costes de producción y la caída del precio que percibe el agricultor por su producto”, según indica el colectivo. En un comunicado, añaden que “la Comisión debe velar y proteger la agricultura europea frente a la entrada de productos de terceros países, y para eso tendrá que establecer los mecanismos necesarios que garanticen una menor dependencia de productos del exterior y que eviten que nuestros productos sean utilizados como moneda de cambio para otros intereses fuera de la agricultura frente a países extracomunitarios”. 
 
Además, añade el colectivo que “la PAC debe actuar como apoyo a la Europa Rural, contribuyendo a la fijación de la población y desempeñando un papel imprescindible en el mantenimiento de los ecosistemas”, de modo que “los agricultores consideran que los sistemas de condicionalidad y ecologización deben flexibilizarse para adaptarse a la situación real de las explotaciones agrarias, y hacer compatible la rentabilidad de los agricultores con la defensa medioambiental”. En este sentido, añaden que las la intención de reducir el uso de fertilizantes al 20 por ciento y de fitosanitarios al 50, de cara al año 2030, “lo único que provocará será la pérdida de rentabilidad y competitividad de las explotaciones”.
 
La CLYG reclama la equiparación de la actual región 802 a las regiones de su entorno en Andalucía. El apoyo decidido al mantenimiento del olivar y a la viña tradicional de secano con ayudas directas a los agricultores es otra de las propuestas que defiende la Comunidad de Labradores de Almendralejo, añadiendo que otra de las medidas que contribuirían al fortalecimiento del campo sería una línea de ayudas a la reconversión del olivar tradicional en intensivo o superintensivo.
 
Respecto a las medidas de apoyo al sector vitivinícola, contempladas en el segundo pilar, consideran urgente la implementación de medidas que corrijan los desequilibrios de los mercados, y evitar las demoras que se produjeron hace dos años a causa de la excesiva burocracia. Además, sostienen que el relevo generacional requiere del ‘desembarco’ de decenas de agricultores en Tierra de Barros para que las explotaciones no terminen por abandonarse, por eso “es fundamental que las ayudas a los jóvenes agricultores sean directas”.
EN DIRECTO
Ayuntamiento al Habla